dimecres, 15 de juliol de 2015

RELATOS JUEVEROS (regalar flores blancas del campo)

Las maravillosas flores del almendro

Hace  unos años, fuí a visitar a la madre de mi mejor amiga  que estaba convaleciente de una operación, Antes de ir a su casa, me pasé por la floristeria, donde anticipadamente habia encargado un ramo de flores blancas de almendro, que sabia que eran sus preferidas. La mujer gran amante de la naturaleza, estuvo muy contenta, agradeció el detalle y sin parar de olerlas mandó a su hija dejarlas a su vera en un jarrón con agua para poder disfrutar mejor de su vista y su fragancia.

Me fuí a mi casa pensando en lo bién que habia quedado con el regalo, que la enferma festejó tanto y que mi amiga agradeció sobremanera.
Al dia siguiente a primera hora suena el teléfono, y con sorpresa oigo la voz llorosa de mi amiga, con el natural desespero de una hija que acaba de perder a  su madre de forma súbita. Fuí corriendo a su casa  por si podía ayudar en algo. La madre muerta todavia estaba en la casa, pero mi gran sorpresa fué, ver que en su regazo llevaba, las fores blancas que yo le habia regalado el dia anterior. Me quedé muda.
 MI amiga, al verme me abrazo y me dijo entre sollozos que habia querido poner las últimas flores que tanto gozó en vida, para que que fueran las primeras que la acompañaran en su última morada.
Ante este razonamiento no tuve nada que objetar, ni supe que decirla. Nos fundimos en un abrazo, hasta que llamaron a la puerta, los hombres de los servicios funerarios, para llevarse a la difunta y dejarla en el velatorio

38 comentaris:

Tracy ha dit...

Qué bonito y a la vez que triste.

* ha dit...

la vida da y quita. Es así pero también te deja momentos tan importantes que a pesar de todo el dolor del mundo...un detalle así no tiene precio.
Preciosa historia, niña, de verdad.
Un beso.

Anna Jorba Ricart ha dit...

Una entrañable historia de detalles, lo bello de la amistad.
Molts petons Montserrat

Alma Baires ha dit...

Ainsss... un relato que toca seguramente.

Un beso.

Neogéminis Mónica Frau ha dit...

Un relato conmovedor que me parece recordar...lo publicaste antes? La historia es bonita, pese a lo triste, ya que la amistad ensancha su fuerza cuando más se lo necesita.
Un fuerte abrazo

Mirella Denegri ha dit...

Una historia para recordar toda la vida y con ese dulce olor que vuelve niños los sentidos...bss

Dorotea ha dit...

Un gesto bonito y considerado que se convierte en un regalo trascendental, descrito con gran habilidad y sentimiento. Gracias por participar y un abrazo.

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Un regalo antes de marchar, porque la muerte en el fondo es eso irse y dejarlo todo, menos las flores que el dia anterior te trajo una amiga. Muy bonito, besos

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Un regalo antes de marchar, porque la muerte en el fondo es eso irse y dejarlo todo, menos las flores que el dia anterior te trajo una amiga. Muy bonito, besos

MOLÍ DEL CANYER ha dit...

Un regalo antes de marchar, porque la muerte en el fondo es eso irse y dejarlo todo, menos las flores que el dia anterior te trajo una amiga. Muy bonito, besos

LAO Paunero ha dit...

Me gustan tus escritos Señora Monserrat....

H... (Perla Gris) ha dit...

Ufff... se me ha erizado la piel... Un gran regalo para sus últimas horas de vida y un gesto bello el de que esas flores la acompañaran en su partida.
Un relato conmovedor... mucho...
Besines...

pikxi ha dit...

Un relato duro y un gran detalle el de las flores que tanto le gustaban en vida.
Un saludo.

Maribel Lirio ha dit...

Realmente duro y tierno a la vez. Si te digo una cosa, odio las flores en los velatorios y entierros, pero esto que cuentas me ha parecido sumamente hermoso.

Carmen Andújar ha dit...

Precioso y triste a la vez amiga. Sus flores preferidas, su último deseo.
Un abrazo

Carmen Andújar ha dit...

Precioso y triste a la vez amiga. Sus flores preferidas, su último deseo.
Un abrazo

Carmen Andújar ha dit...

Precioso y triste a la vez amiga. Sus flores preferidas, su último deseo.
Un abrazo

Esther Planelles ha dit...

Siempre he pensado que las flores deben regalarse mientras hay vida, porque el tributo tras la muerte se pierde en el silencio de la tumba.

Un abrazo.

ibso ha dit...

Son hermosas las flores de los almendros como hermoso el gesto tu amiga contigo.
Un abrazo enorme.

Montserrat Sala ha dit...

Tracy: Acertaste. Un gesto bonito pero triste. Gracias por el comentario. Feliz fin de semana.

Montserrat Sala ha dit...

B*. Gracias por comentar. Y te doy la razón. aquel detalle, nunca lo olvidaré. Besos y abrazos

Montserrat Sala ha dit...

Hola Anna: Sí amiga, estas son lindezas de la buena amitad.
GRacias por pasarte, querida mia. Mil besos.

Montserrat Sala ha dit...

Alma Baires: ja lo creo que toca una cosa así. Y bién hondo. GRacias por dejarme tu opinión. Besitos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola Neo: Este relato es real, así que puede que en su dia lo publicara, pero en catalán. ESto seguro.
Gracias y te mando todo mi respeto y admiración

Montserrat Sala ha dit...

Mirella Denegri: Dese luego que sí. Una experiencia inolvidable
Muchos besos y gracias por paarte, amiga-

Montserrat Sala ha dit...

Dorotea: ha sido un placer. poder participar en tu convocatoria. Ademas eso me ha permitido desenpolvar, un capítulo de mi vida, que por su lejania, tenia un poc olvidado.
UNn fuerte abrazo,a,amiga





Montserrat Sala ha dit...

Moli del canyer:a mi me parece que la muerte es la continuación de la vida. ASí pués: si las flores le gustaban en el primer período, ¿porqué rechazarlas en el segundo?. Muchas gracias por comentar. y te mando mil besos.

Montserrat Sala ha dit...

Caballeroso Lao Paunero: Tus palabras me han llegado al alma.
Muchas gracias!!! Un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

H.(Perla Gris) Si a tí se te erizaron los pelos solo con leerlo, figúrate como los tendría yo de vivirlo.
Muchas gracias por dejarme tu opinón. Salud, amiga.

Montserrat Sala ha dit...

pikxi: Sí es un relato duro, sobretodo para los que extrañan y no aceptan la muerte, a sabiendas que les llegará tarde o temprano. Besos y gracias por comentar.

rosa_desastre ha dit...

El valor de la amistad, el regalo desde el amor y desde la naturaleza, lazo bien atado a los recuerdos y al sentimiento.
Un abrazo

Montserrat Sala ha dit...

maribel Lirio: ES verdad que aun siendo flores,parecian mejor un ramo de flores salvajes. Muy diferente de lo tradicional.
AGradezco tu visita y te mando un abrazo.

Montserrat Sala ha dit...

Carmen Andújar: fue una cosa inexplicable. Y lo que me tocó fuerte es que fueran precisamente sus flores preferidas.
Un abrazo, y gracias.

Montserrat Sala ha dit...

Esther Planelles: a las personas queridas siempre hay de regalarlas en vida todo lo que podamos. Las flores no són una escepcion. Muchas gracias por tus palabras y recibe un beso de cariño,

Montserrat Sala ha dit...

Hola amigo IBSO; Un detallazo de su parte, si señor! Ella y yo nos queremos un montón. y a raiz e esto, más.
GRacias por comentar, abrazos.

Montserrat Sala ha dit...

Hola amiga Rosa tu lo has dicho muy bonito. Un lazo bién atado de recuerdos y de sentimiento. Gracias por tan bellas palabras. Beso.

casss ha dit...

Delicado y etéreo. Palabras que vuelan hasta ese ser querido, que siempre permanecerá nuestro lado, como el perfume de las flores con que los agasajamos y honramos.
(tengo presente este relato, que siempre logra conmover desde lo más íntimo)
un fuerte abrazo

Montserrat Sala ha dit...

Gracias querida Casss: Tu comentario, me llena de satisfacción,al comprobar qeu sigues de cera mi blog, aún y cuando esté escrito en catalán, este idioma, que nadie reconoce ni quiere saber.
Me alegro mucho se esta cotradición y te mando un fuerte abrazo.

sinfonic i filles

sinfonic  i filles

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VIENA
LA MEVA ORQUESTRA PREFERIDA